Cómo adelgazar en una semana

¿Tienes agendado irte de viaje en el que quieres lucir ese precioso traje de baño, o estás intentando que te quede un vestido de dama de honor antes del  día de la boda de tu mejor amiga? Si deseas bajar de peso de manera permanente , la mejor opción para lograrlo es una buena dieta  y plan de ejercicio. Sin embargo, si lo que deseas es verte mas delgado y en mejor forma pero sólo tienes una semana para lograrlo, hay algunos paso y consejos que puedes seguir aqui. Sigue leyendo para que conozcas estos sencillos los trucos y consejos para bajar de peso en una semana.

Haz dieta

1.Bebe sólo agua. Dejar tomar todo lo que no sea agua es una gran manera de empezar a eliminar esas molestas calorías demas.

  • bebidas deportivas, los refrescos o las bebidas alcohólicas no sacian el hambre y solo aportan de calorías vacías y sin nutrientes.
  • Las bebidas dietéticas también pueden ocasional  consecuencias negativas a la hora de bajar de peso. Las investigaciones han concluido que los refrescos dietéticos te hacen aumentar de peso aunque no tanto como bebidas no dieteticas .
  • Tomar dos vasos de 237 ml (8 onzas ) de agua antes de cada comida llenara tu estomago, evitando así que comas una porsion mas grande de comida.
  • Compra una botella de agua reusable y llévala contigo a donde quiera que vallas . Así podrás continuar tomando agua todo el día sin tener que recurrir a tomar bebidas azucaradas o refrescos.

2.Deja de comer granos procesados y productos lácteos. Al eliminar de tu dieta los alimentos que causan inflamación(especialmente alrededor de tu estomago) podrás verte mucho  más delgado en menos tiempo.

  • Los carbohidratos caunsan inflamación, especialmente alrededor de tu estómago que es el área mas notable
  • Los carbohidratos sencillos también son mucho más fáciles de digerir, así que no saciaras tu hambre aunque hayas ingerido suficientes calorías.
  • Los lácteos también pueden ser causantes inflamación, en especial a aquellos que son intolerantes a la lactosa o son alérgicos a los lácteos. utiliza productos sin lactosa cuando vallas a comprar tus alimentos. Si eres de los que no pueden vivir sin queso, hay excelentes sustitutos de soya que pueden servir para calmar tu antojo.

3.Comer la suficiente fibra. Incluir una buena cantidad de fibra en tu dieta esto te ayudará a sentirte lleno mucho más rápido y por un tiempo mas prolongado. También se encarga que las grasas circulen por tu sistema digestivo y ayudando que menos de éstas sean absorbidas por el cuerpo humano.

  • Cambia tu cereal mañanero por un plato de avena o por yogurt rociado con semillas de linaza.
  • En lugar de comer pastas, añade a tu dieta alimentos ricos en fibras como lentejas, frijoles y verduras.

4.Come muchas verduras. Los carbohidratos complejos que contienen las verduras se digieren con más lentitud que los contenidos en la pizza y el pan.

  • Las verduras también tienen mucha agua, así que ayudan a eliminar el peso por exceso de agua.
  • Debido a que las verduras son abundantes en volumen pero bajas en calorías, comerlas te ayudará a sentirte satisfecho más rápido, así que consumirás menos calorías.

5.No comas postre. Por lo general, el postre no sólo añade calorías extras cuando ya estás satisfecho y lleno, sino que las altas cantidades de azúcares y carbohidratos también pueden causar inflamación.

  • Si tienes ansiedad de comer algo dulce, opta por una fruta o por una porción pequeña de chocolate amargo.
  • Evita los lugares que puedan despertar tu ansia por el azúcar, como tu panadería favorita, un restaurante, la sección de pastelería del súper o la sección de dulces de la tienda.

6.Baja el ritmo antes de comer. Cuando llevas un estilo de vida ocupado a menudo comes rápidamente en el coche, en el escritorio o de pie. Esto no permite que tu cuerpo te avise que ya está satisfecho.

  • Cuando comes lentamente, le das tiempo a tu cerebro para que se comunique con tu estómago y te avise que ya es tiempo de dejar de comer.
  • Cuando te sientas satisfecho, deja de comer.

7.Restringe las calorías. A fin de bajar de peso tienes que quitar calorías de tu dieta con responsabilidad.

  • Una meta razonable para perder peso a un ritmo constante es de entre 1,200 y 1,500 calorías diarias.
  • Es importante que te asegures de estar obteniendo los nutrientes que necesitas aun cuando estés reduciendo las calorías. Elimina los alimentos que no ofrezcan muchos nutrientes (bebidas azucaradas, postres y comida chatarra) y haz espacio para verduras, frutas y carnes magras.
  • Si reduces demasiado tu consumo de calorías, tu cuerpo sentirá que muere de hambre y almacenará más grasa.

 

Haz ejercicio

1.Haz ejercicios aeróbicos. Hacer ejercicio aeróbico que suba tu ritmo cardiaco es la mejor manera de quemar calorías y bajar de peso. Si quieres bajar de peso en una semana tendrás que ser constante y hacer ejercicio todos los días.

  • Escoge un ejercicio aeróbico como correr, nadar, andar en bicicleta o la máquina elíptica.
  • Programa una alarma para que suene a la hora de ir al gimnasio o de iniciar tu programa de ejercicio, así te mantendrás motivado. Esto integrará el ejercicio a tu agenda diaria y te recordará que llegó la hora de comenzar.
  • Invita a un amigo a que haga ejercicio contigo. Ir al gimnasio o a correr es más fácil cuando tienes alguien que te haga responsable. También ayuda a disfrutar más el ejercicio.
  • Querrás aumentar la intensidad de tu ejercicio para quemar calorías más rápidamente. Si estás en una máquina elíptica o en una caminadora, aumenta la inclinación y el nivel de dificultad de tu ejercicio.
  • Los ejercicios aeróbicos son más efectivos cuando se realizan por entre 40 y 60 minutos. Aparta alrededor de una hora diaria para hacer ejercicio.

2.Haz entrenamiento a intervalos. El entrenamiento a intervalos consiste en alternar periodos cortos de actividad intensa con intervalos de actividad menos intensa mientras haces ejercicio. El entrenamiento a intervalos te ayuda a quemar más calorías al hacer ejercicio.

  • Incluye el entrenamiento integral a tu programa de ejercicio. Por ejemplo, si te gusta el trote, agrega periodos cortos de carrera a toda velocidad a tu rutina. Si usas una máquina elíptica, prográmala para que aumente el nivel de dificultad cada 5 o 10 minutos.
  • El entrenamiento a intervalos mejora la capacidad cardiovascular y también aumenta la habilidad del cuerpo para quemar grasa.

3.Haz lagartijas y abdominales. Hacer unas pocas series de lagartijas y abdominales día por medio te ayudará a tonificar los músculos y hará que te veas más delgado en una semana.

  • Si vas a usar algo que muestre la parte superior de tu cuerpo (un bikini o un vestido sin tirantes), haz más lagartijas. Éstas ejercitarán la parte superior de tu cuerpo y harán que tus brazos y hombros se vean más tonificados.
  • Si vas a usar algo que muestre la parte inferior de tu cuerpo (shorts o falda), hacer sentadillas fortalecerá tus glúteos, caderas y muslos.

4.Usa las escaleras. Trata de incorporar tanto ejercicio como puedas a tu vida diaria, así podrás seguir quemando calorías y tonificando tus músculos.

  • Elimina los atajos fáciles. Por ejemplo, si por lo general usas el elevador, comienza a usar las escaleras. Si vas en el coche a la oficina de correos, aun cuando está a una cuadra de distancia, ve caminando. Si la luz de la cocina se quedó encendida, levántate a apagarla en lugar de pedirle a tu pareja que la apague.

Consejos 

 

  • Deja de comer tres horas antes de acostarte. Comer antes de dormir no permitirá que quemes las calorías aportadas por los alimentos.
  • Bebe mucha agua. Podrías pensar que tienes hambre cuando, en realidad, podrías tener sed. Recuerda beber un vaso de agua media hora antes de acostarte, esto calmará tu apetito.
  • Es importante comer comidas sanas. ¡No pases hambre!
  • Los abdominales, los oblicuos y las sentadillas te ayudarán a lograr el cuerpo que quieres, haz entre 50 y 100 al día.
  • Haz ejercicio en cada oportunidad que tengas. Baila en la ducha, zapatea, etcétera.
  • Deja de comer cuando estés satisfecho. Nunca te obligues a terminar toda la comida que está servida en tu plato.
  • Si todavía estás inflamado antes del gran día, usa productos de venta libre que tengan simeticona. Estos productos disuelven las burbujas de gas y te desinflamarán.
  • Planea tus comidas afuera con anticipación y compra todos los alimentos para la semana en una sola visita al súper. De esta manera, si tienes algún antojo de comer chatarra podrás suplantarlo con algún bocadillo saludable que tengas en casa.
  • Evita el chocolate y las frituras.
  • Trata de comer tus alimentos en porciones del tamaño de tu puño. Si todavía tienes hambre, bebe agua.
  • Duerme bien durante toda la semana, así no tendrás antojos al día siguiente. Las investigaciones muestran que cuando no duermes bien bajan tus niveles de leptina y quieres comer más.
  • No pases hambre, sólo intenta reducir los alimentos poco saludables.
  • No te exijas demasiado, asegúrate de conocer tus límites y sácale provecho a tu conocimiento. Si sabes que sólo puedes hacer 40 lagartijas, intenta hacer 41 o 42. Aun cuando es un paso pequeño sigue siendo un avance en la dirección correcta.

Advertencias

  • Reducir demasiado las calorías puede ser peligroso para tu salud. Recuerda permanecer dentro de los porcentajes saludables para tu tipo de cuerpo.
  • Si te sientes mareado o aturdido mientras haces ejercicio, debes sentarte, beber agua y comer algo. No te exijas demasiado.

Cosas que necesitarás

  • Frutas y verduras frescas
  • Alimentos ricos en fibras
  • Una botella de agua
  • Una membresía en un gimnasio (opcional)